alfombra sala

Si tienes una alfombra para sala durante mucho tiempo, llegará un momento en que no será suficiente con pasar la aspiradora. Sin una limpieza profunda, las manchas de mascotas, niños, entre otros factores, se irán acumulando. 

Sin embargo, las alfombras más pequeñas pueden lavarse a máquina. ¿No sabes cómo hacerlo? ¡No te preocupes! En el siguiente artículo, te mostramos cómo lavar una alfombra en la lavadora

¿Es seguro lavar una alfombra en la lavadora?

Antes de lavar este artículo decorativo, algunas precauciones básicas pueden garantizar tanto la seguridad de este objeto como de la lavadora. A continuación, te mostramos algunas acciones que puedes realizar para prevenir dificultades en el proceso de lavado de tu alfombra

  • Lee siempre la etiqueta de cuidado para determinar si hay instrucciones específicas de lavado. Si la etiqueta dice que la alfombra solo puede lavarse en seco, sigue esa recomendación para evitar daños.
  • Evita siempre usar lejía o una máquina secadora de ropa si vas a lavar una alfombra con base de goma. El cloro puede hacer que el material se desprenda, mientras que el calor de la máquina de secado puede deteriorarlo.
  • Asegúrate de que tu alfombra es lo bastante pequeña como para caber en la lavadora. Si es demasiado grande o vas a lavar más de dos o tres, lo más recomendable sería que la lleves a una lavandería donde podrán realizar el proceso de limpieza con los cuidados correctos.   

Te puede interesar: 5 diferentes tipos de alfombra para tu casa

¿Cómo lavar una alfombra en la lavadora?

1. Lee la etiqueta de cuidados

En primer lugar, lee la etiqueta de cuidado que hay en el reverso de la alfombra. Si dice que solo puede limpiarse en seco, es posible que los colores se corran con el lavado. Si es lavable a máquina o si arrancaste la etiqueta hace años y quieres limpiarla con rapidez, hazlo. La mayoría de las alfombras se pueden lavar sin problemas en la lavadora.

2. Sacude el exceso de suciedad y polvo

Antes de lavar una alfombra en la lavadora, alivia la carga de la máquina sacando este objeto al exterior para sacudir el exceso de suciedad. Para ello, golpéala contra una superficie resistente o sacúdela varias veces con las manos. Esto eliminará el pelo de las mascotas y la suciedad que, de otro modo, podría obstruir la máquina de lavado.

limpieza polvo alfombra

3.  Trata las manchas

Una vez que la hayas sacudido, es el momento de limpiar cualquier mancha difícil. Realizar este tratamiento previo ayudará a que la alfombra recupere su brillo. Si sabes qué tipo de mancha es, por ejemplo, de chocolate, vino o grasa, trátala según corresponda. 

Si no es así, aplica una pequeña cantidad de detergente líquido sobre ella y frótala de manera suave con un cepillo de dientes que no utilices. Deja que el producto se impregne durante unos quince minutos antes de introducir la alfombra en la máquina de lavado

4. Carga la lavadora de forma correcta 

Una vez que hayas tratado las manchas, coloca el objeto en la lavadora. Si tienes una máquina de carga frontal, lava dos alfombras pequeñas juntas para equilibrarla. Por otro lado, si tienes una lavadora de carga superior, asegúrate de que el peso es uniforme en todos los lados. Para ello, distribuye la alfombra de manera equitativa dentro de la máquina de lavado.

5. Lava la alfombra 

Pon la lavadora en modo delicado, llénala de agua fría y agrega el detergente. Si la alfombra tiene una base de goma, no utilices lejía. Esto puede hacer que el caucho se deteriore en la máquina, causando un desastre aún mayor. A cambio, puedes utilizar un blanqueador natural para darle brillo a tu alfombra sin dañarla.

Te puede interesar:  ¿Cómo limpiar la alfombra? ¡Descubre cómo hacerlo de forma sencilla!

6. Sécala al aire libre 

Aunque secar la alfombra al aire libre llevará más tiempo, el secado a máquina puede hacer que se encoja y se decolore. Por esta razón, solo cuélgala en un tendedero o sobre una baranda evitando que reciba la luz directa del sol. Si está muy arrugada después del lavado, sécala a máquina, pero en un ciclo de secado bajo. 

Consejos a tener en cuenta al lavar alfombras 

  • Si bien es cierto, el mantenimiento de la alfombra es fundamental, meterla en la lavadora con mucha regularidad puede afectar su calidad. Por ello, solo hazlo cuando sea muy necesario. 
  • Si no estás seguro de meterla en la lavadora, lo mejor sería llevarla a una lavandería que tenga experiencia en el lavado de estos objetos. Sobre todo, si es muy costosa o tiene un gran valor sentimental. 
  • Si estás pensando lavar tu alfombra con otras prendas de vestir, no lo hagas. De esta manera, es posible que dañes tu ropa, o en algunos casos, también la alfombra.  
alfombra limpia

Ahora ya conoces cómo realizar el lavado de tu alfombra en la lavadora. No olvides que una correcta limpieza de este elemento es importante para la apariencia de tu hogar y para tu salud y la de tu familia. ¡Sigue estas recomendaciones y mantén tu alfombra impecable! 

¿Estás pensando en comprar alfombras o accesorios para tu sala de estar y que complementen tu hogar a la perfección? En Colineal te ofrecemos una amplia variedad de artículos para la casa a solo un par de clics de distancia. Visita nuestra web y conoce nuestros productos.