6 maneras sorprendentes de limpiar una cocina de acero inoxidable
persona limpiando cocina de acero inoxidable con paño

 

Cuando llega por primera vez tu nueva cocina moderna, esta tiene un brillo prístino que ilumina instantáneamente el área donde preparas los alimentos. Sin embargo, con el paso del tiempo, puede perder su brillo debido al uso diario que le das. Si tipeaste en el buscador «cómo limpiar mi cocina de acero inoxidable», ¡a continuación te mostramos algunos trucos!

1. Lavavajillas y aceite mineral o para bebé

Usa dos trapos de limpieza no abrasivos, preferiblemente aquellos que sean 100% de algodón, ya que no dejan pelusa residual. Puedes usar toallas de papel, pero quedará algo de pelusa. Luego, toma un poco de lavavajillas y aceite mineral o de bebé. Prepárate para limpiar tus electrodomésticos. 

El lavavajillas es increíble para limpiar la suciedad del acero inoxidable. Limpia el exceso de grasa y simplifica el proceso de pulido. Pon un poquito en tu trapo y humedece con una modesta cantidad de agua (lo suficiente para humedecer tu trapo). 

Limpia a lo largo de la veta de tu electrodoméstico. Para las huellas dactilares más rebeldes, es posible que debas repasar el área varias veces. Cuando termines de limpiar un área, seca las manchas de agua con una toalla limpia.

¡Finalmente, es hora de pulir! Aplica una pequeña cantidad de aceite mineral o de bebé en tu segundo trapo. Un par de gotas minúsculas serán suficientes. Sigue la veta de tu acero, moviéndote en cualquier dirección. Pulir el acero de esta manera dejará resultados óptimos. Coloca los trapos en la lavadora y guárdalos para la próxima vez.

2. Vinagre blanco y aceite de oliva

 

cuchara llena de aceite de oliva

 

Aplica vinagre blanco directamente a un paño de microfibra o rocía sobre una superficie. Deja reposar por un momento y luego limpia con un paño en la dirección de la veta. Aplica el vinagre tantas veces como sea necesario para eliminar la suciedad. Luego, aplica una toalla limpia en un poco de aceite de oliva y pule la superficie recién limpia en la dirección de la veta. 

Si queda algún residuo adicional de aceite de oliva, límpialo con un paño. Este método funciona bien porque el vinagre elimina toda la suciedad, mientras que el aceite de oliva le da un brillo fresco y brillante.

3. Agua con gas

Rocía agua con gas directamente sobre los electrodomésticos y luego limpia en la dirección de la veta. Esto no solo ayudará a limpiar la superficie de huellas dactilares y residuos de comida, sino que también le dará un brillo agradable. Luego, limpia con un paño suave de microfibra.

4. Limpiavidrios para eliminar huellas dactilares

 

persona agarrando un paño de microfibra azul

 

Las huellas dactilares son la principal queja en cuanto al acero inoxidable. Esto es muy cierto para todos los padres. Sin embargo, se pueden quitar fácilmente con cualquier limpiador de vidrio común.

Rocía el limpiador en un paño de microfibra y aplícalo uniformemente con un movimiento circular para eliminar las huellas dactilares. Repite según sea necesario. Asegúrate de enjuagar bien y secar con una toalla. 

No es aconsejable rociar directamente sobre tu electrodoméstico o cocina, ya que puede terminar con más marcas de goteo y residuos de salpicaduras, lo que te daría más trabajo del que inicialmente anticipaste.

Te puede interesar: Conoce los pasos para elegir una buena cocina

5. Limpiadores comerciales de acero inoxidable

Si tu cocina o electrodomésticos tienen manchas, arañazos o necesitan un pulido completo, otra opción disponible para ti es un limpiador comercial diseñado para acero inoxidable, pero probablemente también la más cara.

Sin embargo, a pesar del precio más alto, muchos de estos limpiadores y pulidores pueden minimizar los rayones y, a menudo, eliminarán las manchas. También, pueden pulir superficies para obtener un brillo hermoso y duradero. 

Asegúrate de leer las instrucciones del limpiador y prueba en un lugar poco visible antes de cubrir toda la superficie de tu cocina con él. Asegúrate de enjuagar bien y secar con una toalla.

6. Agua y un paño

Te sorprenderás de la cantidad de limpieza de rutina que puedes realizar con solo agua tibia y un paño que no deje pelusa. Esta es la opción menos riesgosa para limpiar el acero inoxidable

El agua corriente sirve para limpiar la mayoría de situaciones. Seca con una toalla o paño para evitar manchas de agua. Esto es fundamental porque los minerales en el agua pueden dejar depósitos en el acero inoxidable.

Siguiendo la dirección de las líneas de pulido, puedes lograr resultados impresionantes. Los paños de limpieza de microfibra son una excelente opción para usar al pulir acero inoxidable porque hacen un trabajo excepcional al absorber toda el agua sin rayar la superficie. 

Puedes comprar paños de pulido especiales que son más finos que la microfibra normal para darle un pulido final a cualquier tipo de cocina y electrodomésticos. Es probable que la mayoría de las manchas desaparezcan sin necesidad de suministros especiales o productos químicos.

Hasta este punto, te hemos mostrado 6 consejos para limpiar tu cocina de acero inoxidable. Recuerda que este material es duradero y fácil de mantener, pero requiere una limpieza regular. La clave para mantener el acero inoxidable «inoxidable» incluye el mantenimiento y cuidado adecuados. ¡Esperamos que esta información te haya sido útil!

¿Estás pensando en comprar una cocina nueva? En Colineal te ofrecemos una amplia variedad de artículos para el hogar y cuidado personal a tan solo un par de clics de distancia. Visita nuestra web y conoce nuestros productos.

 

Cocina

Productos Destacados

Ahorrar 11%

Nombre del producto

$77.00 $87.00
No reviews
Solo queda 1 unidad
Ahorrar 11%

Nombre del producto

$77.00 $87.00
No reviews
Solo queda 1 unidad