Consejos para limpiar una alfombra en seco
consejos-limpiar-alfombra-seco

 

Antes de comprar una alfombra, debes pensar en cómo llevar a cabo el proceso de limpieza. Aunque las personas suelen usar métodos convencionales, a menudo lo más sensato es recurrir a una limpieza en seco.

El cuidado regular de las alfombras implica simplemente pasar la aspiradora sobre ella. Sin embargo, limpiar una gruesa y pesada resulta ser una tarea tediosa. Existen varios métodos de limpieza de alfombras, como el lavado con champú y la extracción con agua caliente.

Sin embargo, si esta está moderadamente sucia, también es posible usar un método en seco. Es un proceso bastante simple y puedes realizarlo en casa sin problema alguno. Por este motivo, en el siguiente artículo conocerás qué implica este procedimiento y cómo hacerlo.

 

¿Qué implica la limpieza de alfombras en seco?

 No todas las alfombras se pueden limpiar haciendo uso del sistema de limpieza tradicional de agua y jabón. Esto debido a que, sobre todo aquellas que son mucho más pesadas, tienden a aumentar su peso cuando se mojan, haciendo que sea imposible enjuagarlas. Asimismo, el pasar mucho tiempo húmedas promoverá el crecimiento de moho debajo de ellas. El lavado con champú y la extracción de agua no siempre son soluciones seguras. 

 Para esta clase de situaciones, la limpieza en seco es la mejor opción.

 

Quizás te interese: 4 consejos para que encuentres la alfombra perfecta para tu habitación

 

¿Cómo realizar la limpieza de alfombras en seco?

Existen 5 métodos de limpieza en seco que puedes escoger. Estos son:

 Método del capó

metodo-capo

 

Uno de los métodos habituales de limpieza en seco es el del capó, el cual funciona perfectamente para limpiezas rápidas.

Antes de llevarlo a cabo, debes aspirar el área afectada. Esto servirá para eliminar escombros sueltos. Concéntrate más en las áreas que se usan con más frecuencia. Por ejemplo, en caso de ser una alfombra que recubre todo el piso, guía tu atención en las partes que conducen a la puerta o lugares de mayor tránsito.  

Después de esto, combina un producto de limpieza con agua carbonatada y rocía ligeramente la mezcla sobre la alfombra sucia. Enfócate en las partes más manchadas.

Finalmente, usa una pulidora redonda para fregar el material de manera rotatoria. La solución de limpieza y la carbonatación trabajarán juntas para eliminar las partículas de suciedad.

Para tener mejores resultados, elabora un horario de limpieza y recuerda ser constante con el procedimiento.

 

Método del polvo seco

 También puedes utilizar polvo en seco mezclado con una solución de limpieza de alfombras. Simplemente debes extender la mezcla sobre el lugar sucio y usa un cepillo cilíndrico para frotar el área. Por último, aspira el polvo y tendrás una alfombra limpia. 

La principal ventaja de este método es que no se necesita tiempo de secado. Sin embargo, se necesita ser constante en la limpieza para obtener mejores resultados.

 

Método de encapsulación

Este es un concepto relativamente nuevo en la limpieza de alfombras en seco e involucra un sistema que utiliza un agente de limpieza y un agente de cristalización.  Lo único que debes hacer es rociar la mezcla sobre la suciedad y, pronto, las partículas de mugre serán encapsuladas hasta secarse y ser aspiradas. 

La encapsulación genera que la alfombra permanezca limpia por más tiempo. No obstante, en el caso de manchas de grasa, es necesario aspirar el área afectada antes de hacer uso de este método. Ten en consideración utilizar un producto de buena calidad. 

 

Método de la espuma seca

metodo-espuma-seca

 

Otra manera de limpiar la alfombra es usar espuma seca. Lo único que debes hacer es rociar la espuma en todos los lugares sucios y dejarla reposar durante unos 30 minutos. Tiempo después, aspira la alfombra. 

 Con este procedimiento no tienes que preocuparte de que queden residuos. Además, no es necesario enjuagar y la sustancia tiende a cubrir grandes áreas sin problemas. Aun así, es necesario restregar adecuadamente para que la limpieza se efectúe correctamente.

 

Método compuesto de limpieza en seco

Las alfombras sucias también se pueden limpiar en seco con un compuesto de limpieza cuya consistencia se asemeja al aserrín húmedo y desprende un fuerte olor a cítrico. Cepilla el producto sobre el material sucio para que se adhiera a la suciedad. Finalmente, aspira la suciedad y la mezcla seca y tendrás una alfombra completamente limpia.

Mantener una alfombra en buen estado garantiza estilo y comodidad a tu vivienda. Por lo tanto, llevar un procedimiento de limpieza es lo más adecuado para evitar que esta se arruine, desgaste con el tiempo o se decolore al punto de ser irreconocible.

En Colineal, sabemos que estas le brindan un diseño distintivo a cualquier habitación. Por este motivo, contamos con una amplia gama de productos especializados en armonizar tu hogar. En caso de que requieras mayor información sobre estos, puedes visitar nuestra tienda virtual en cualquier momento.

AccesoriosAlfombrasHogarLavado en seco

Productos Destacados

Ahorrar 11%

Nombre del producto

$77.00 $87.00
No reviews
Solo queda 1 unidad
Ahorrar 11%

Nombre del producto

$77.00 $87.00
No reviews
Solo queda 1 unidad