¿Cómo elegir el nivel de firmeza adecuado al comprar un colchón?

como elegir nivel firmeza comprar colchon

A la hora de comprar un colchón, hay muchas opciones. Tener varias alternativas es estupendo, pero cuando hay que decidirse por una sola cama que sea cómoda y se adapte a tus necesidades, disponer de una gran variedad puede dificultar la elección. Una de las consideraciones más importantes a la hora de seleccionar un colchón es la comodidad. 

Gran parte de lo que consideramos como confortable está relacionado con la sensación de suavidad o firmeza, y las camas pueden ser desde muy blandas hasta muy consistentes. Entonces, ¿cómo puedes elegir el colchón más firme según tus necesidades? ¡Sigue leyendo para descubrirlo! 

¿Qué es la firmeza de un colchón?

La firmeza de un colchón se refiere a la sensación inicial que se experimenta al acostarse en él. ¿Te hundes o te sientes a gusto?, ¿sientes incomodidad en la espalda o notas que los materiales se adaptan a las curvas de tu cuerpo? Estas son solo algunas de las preguntas que puedes hacerte para determinar si un colchón es blando, de firmeza media o firme.

Te puede interesar: ¿Cómo quitar el olor a humedad del colchón?

¿Qué nivel de firmeza es el adecuado para ti?

¿Cómo puedes saber qué firmeza es la mejor para ti? Aunque pueda parecer una pregunta sencilla de responder, en realidad hay una variedad de razones detrás de nuestras preferencias en cuanto al nivel de  firmeza de un colchón. Si no estás seguro de cuál necesitas, analizar estos aspectos te ayudará con tu selección: 

1. Alineación de la columna vertebral 

Dormir cómodamente depende a menudo de que la columna vertebral esté bien alineada. Al estar de pie o sentado, esta está apoyada porque controlas de forma inconsciente tu postura. Cuando te acuestas pero estás despierto, tus músculos siguen trabajando, por lo que tu alineación se mantiene. 

Sin embargo, cuando te duermes, tus músculos se relajan y tu cuerpo depende de la superficie en la que estás acostado para mantener la posición. Si duermes sobre algo que no soporta de forma natural tu espalda, puedes despertarte con dolores y molestias.

Es un error común pensar que cuando nos tumbamos de espaldas nuestra columna está recta. En realidad, esta tiene una ligera curva natural. Por eso, mientras duermes, es fundamental que tu colchón soporte esta desviación. 

2. Posición para dormir 

La posición en la que se duerme es un factor esencial a la hora de decidir el grado de firmeza adecuado de un colchón. La cantidad de presión ejercida sobre puntos específicos de tu cuerpo depende de aquellas partes que soportan la mayor parte de tu peso. Por ejemplo, alguien que duerme boca abajo ejercerá más fuerza hacia las caderas que alguien que lo hace boca arriba.

Aunque las posiciones para dormir y las preferencias en cuanto a la firmeza dependen del gusto personal, existen recomendaciones para aquellos que están indecisos sobre el tipo de colchón que deben elegir:

  • Personas que duermen de lado: los que duermen de lado suelen preferir un colchón más blando. Una superficie suave permite que este se adapte a los puntos de presión de los hombros y las caderas, así como al brazo que se posiciona debajo de quienes duermen de lado, lo que evita el entumecimiento y el hormigueo.
  • Personas que duermen boca abajo: los que duermen de esta forma obtienen más comodidad con un colchón más firme. La presión en las caderas y la pelvis es mucho mayor en esta posición porque son los puntos que soportan la mayor parte de tu peso. Un colchón de firmeza media o alta evitará que estas se hundan más que los hombros y creen una curva antinatural en la columna vertebral.
  • Personas que duermen boca arriba: los que duermen en esta posición son los que tienen más variedad para elegir en cuanto a firmeza, ya que la presión se reparte de forma más uniforme entre las partes de su cuerpo mientras están durmiendo. Por ello, los que duermen de esta manera pueden encontrar comodidad en colchones blandos, medios y firmes. Si todavía no estás seguro de cuál elegir, un colchón de dos plazas de firmeza media puede ser una buena elección.

posicion dormir tipos colchon

3. Compañero de cama 

Dependiendo de tu peso corporal y de la posición en la que duermas, tú y tu pareja pueden necesitar diferentes niveles de firmeza. Pero puede resultar difícil sacrificar la comodidad de alguno. Si ese es el caso,  un colchón queen o king de firmeza media puede resultar una buena solución para satisfacer a ambos, pues les ofrecerá el tamaño y la comodidad adecuada. 

4. Peso corporal 

El peso es otro factor clave a la hora de elegir el tipo de colchón ideal, sobre todo para las personas que están por encima o por debajo del rango de índice de masa corporal (IMC) recomendado. Cuanto más peso haya, más fuerza se ejercerá sobre los puntos de presión al acostarse. 

Una persona más pesada puede hundirse mucho en un colchón blando, y una persona más ligera puede tener la sensación de estar descansando sobre la superficie de un colchón firme, y no hundirse en absoluto. 

Asimismo, una consideración adicional para las personas más pesadas o con problemas de movilidad es la accesibilidad; pues hundirse en un colchón blando dificultará entrar y salir de la cama. 

factores escoger colchon firme

Hasta aquí hemos visto 4 factores para escoger el colchón más firme según tus requerimientos. No olvides tomar en cuenta todos estos aspectos; de esta manera podrás gozar de un descanso nocturno ideal cada vez que duermas en tu cama. ¡Esperamos que esta información te haya sido de mucha utilidad! 

¿Estás pensando en comprar colchones, camas, muebles o accesorios para tu dormitorio? En Colineal te ofrecemos una amplia variedad de artículos para la casa a solo un par de clics de distancia. Visita nuestra web y conoce nuestros productos.

Puede que te interese

beneficios tener silla gamer
errores comunes iluminacion habitacion

Dejar un comentario

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la Política de privacidad de Google y los Términos del servicio.