¿Cómo elegir la almohada perfecta para tu cuello?
mujer durmiendo sobre su almohada

 

Si tienes que doblar tu almohada blanca todas las noches para ponerte cómodo, es una señal de alerta de que es hora de cambiarla. Incluso si no está vieja o desinflada, es posible que no sea la mejor opción para tu comodidad y apoyo. Si quieres saber cómo elegir una buena almohada, ¡lee el siguiente artículo!

¿Cómo elegir la almohada perfecta?

mujer sonríe mientras duerme sobre su almohada

1. Relleno

Hay una variedad de opciones disponibles de relleno para almohadas. Ninguna es la mejor; todas tienen ventajas e inconvenientes, según tus necesidades y preferencias. A continuación, te presentamos los tipos más comunes de almohadas:

a. Plumas

Estas almohadas son ligeras y suaves. Si te gustaría tener un lugar suave para descansar la cabeza por las noches, es posible que prefieras una almohada de plumas. Estas suelen estar hechas de fibras de ganso o pato. 

Las plumas de ganso tienden a ser más suaves que las de pato, y más caras. Es importante señalar que las almohadas de plumas están hechas de diferentes combinaciones de plumas y otros rellenos. 

b. Plumón sintético y poliéster

Las almohadas de plumón sintético son menos costosas que el plumón natural hipoalergénico y deben reemplazarse con más frecuencia. Las almohadas con relleno de poliéster son una opción relativamente económica, en comparación con otros tipos de almohadas. 

Tienden a ser menos suaves que el plumón. Se aplanarán con el tiempo y, por lo general, deberán reemplazarse con más frecuencia que otros tipos de almohadas.

c. Algodón

Las almohadas de algodón también son naturalmente hipoalergénicas y resistentes a los ácaros del polvo y al moho. Asimismo, tienden a ser algo planas y firmes. Suelen ser una opción inteligente para las personas con alergias y sensibilidades químicas.

d. Espuma de memoria

Estas almohadas se han vuelto muy populares en los últimos años. La espuma viscoelástica se adapta a su forma individual. Respondiendo a tu peso y al calor corporal, la espuma viscoelástica suaviza y contornea las líneas de tu cabeza, cuello y hombros. También distribuye el peso de manera uniforme en toda su superficie.

e. Látex

Las almohadas de látex tienden a ser más firmes que las de plumas, pero aún así son muy cómodas. Estas almohadas mantienen su forma. Este no es el tipo de almohada que aprietas en la posición que te gusta. 

El látex es resistente al moho y los ácaros del polvo. A menudo, las almohadas contorneadas diseñadas para brindar apoyo adicional a la cabeza y el cuello, o para restringir el movimiento durante el sueño, están hechas de látex.

Te puede interesar: Aprende cómo limpiar un colchón

2. Peso del relleno

Las almohadas de plumas y sintéticas son opciones livianas, mientras que la espuma viscoelástica y el látex son más pesadas. El peso de tu almohada depende de tus preferencias personales. Si te gusta darle forma a tu almohada y moverla mientras descansas, una más liviana puede ser una mejor opción.

3. Calidad de relleno

Con cada tipo de almohada, la calidad es importante para la comodidad, el soporte y la durabilidad. Una vez que hayas decidido el tipo de relleno de almohada adecuado para ti, elige la de mayor calidad. Recuerda, ¡pasarás miles de horas sobre esta almohada durante toda tu vida!

4. Tamaño

Para la mayoría de personas, una almohada de tamaño estándar es suficientemente grande. Si prefieres una almohada más grande, está bien, siempre que puedas mantener alineada tu postura para dormir. 

El grosor o delgadez de tu almohada debe permitirte dormir con la cabeza, el cuello y los hombros alineados con la columna, además de brindarte comodidad. No coloques una almohada grande en una funda de tamaño pequeña, ni dejes que una almohada de tamaño estándar nade en una funda de almohada extra grande.

5. Tela

mujer cambiando la funda de su almohada

 

Usa telas naturales y transpirables para cubrir tus almohadas. Las fundas de almohada ayudan a prolongar la vida útil de la misma, protegiéndola contra las manchas y el sudor. Las almohadas decorativas se ven muy bien en la cama, pero debes retirarlas antes de dormir.

6. Química

Los materiales sintéticos como la espuma viscoelástica y el poliéster se fabrican mediante procesos químicos, y muchas almohadas se someten a tratamientos antimicrobianos. Conoce la química que se utilizó para hacer tu almohada, decide invertir en un producto bien hecho y considera tus propias alergias y sensibilidades químicas al seleccionar un tipo de almohada.

Ahora ya sabes cómo elegir la almohada correcta. ¡No ignores tu almohada! Es un elemento muy importante de tu entorno de sueño, y tener la adecuada debajo de tu cabeza puede hacer que las noches sean más cómodas y tranquilas. Esperamos que esta información te haya resultado interesante y útil.

¿Estás pensando en comprar una almohada? En Colineal te ofrecemos una amplia variedad de artículos para el hogar y cuidado personal a tan solo un par de clics de distancia. Visita nuestra web y conoce nuestros productos.

 

Almohadones

Productos Destacados

Ahorrar 11%

Nombre del producto

$77.00 $87.00
No reviews
Solo queda 1 unidad
Ahorrar 11%

Nombre del producto

$77.00 $87.00
No reviews
Solo queda 1 unidad