Tu postura al dormir define que almohada es la ideal

Publicado el 10/22/19 51 2019

Para lograr un buen descanso es preciso que cabeza, cuello y columna vertebral estén alineados: para esto nos ayuda la almohada. Una de sus funciones, es contribuir a una adecuada postura de la columna, de forma que se relajen los músculos y se pueda favorecer un buen descanso y una buena respiración.  Es importante elegir bien la almohada que usaremos, debemos  tener en cuenta los hábitos de sueño y la complexión física de cada persona.

  1. Para dormir de lado: La almohada deberá permitir que el cuello quede horizontal, alineado con el resto de la columna vertebral. Para ello necesitarás una almohada suficientemente gruesa del tamaño del ancho del hombro (entre 14 y 15 cm) y de firmeza media  para que la cabeza no quede inclinada hacia abajo. Las personas que duermen de lado y tienen hombros anchos, suelen requerir almohadas algo más gruesas.

  1. Para dormir boca arriba: Necesitarás una almohada de firmeza y grosor intermedios, (12 – 13 cm) que se adapte a la forma natural del cuello y le de soporte. Si es demasiado gruesa o firme las vértebras cervicales sufrirán por no mantener una postura natural durante muchas horas seguidas cada noche.

  1. Para dormir boca abajo: Necesitarás una almohada blanda y fina, más o menos de 10 cm, de modo que la cabeza y el cuello queden girados en una postura natural hacia el lado. No es una posición recomendable.

  1. Si te mueves mucho y cambias de postura: una almohada de firmeza media será la más adecuada.

Las consecuencias de una postura inadecuada pueden ser desde una falta de descanso hasta la rigidez del cuello o contracturas por la mañana. Como consejo extra, te sugerimos no dormir boca abajo porque te obliga a mantener la cabeza girada hacia un lado, provocando una presión excesiva y prolongada sobre las articulaciones de la mandíbula. Te hace susceptible a sufrir complicaciones de salud como problemas musculares, de columna e incluso perjudica al aparato respiratorio por no permitir la apertura completa de la caja torácica.

Para dormir te aconsejamos la postura fetal, porque favorece la buena posición de la columna vertebral y vuelve a su posición fisiológica natural, facilitando así la recuperación del cuerpo complementándose con un ciclo de sueño y descanso apropiado.

Esperamos haberte ayudado a conocer la postura ideal y a elegir la almohada apropiada para tu descanso. Ahora sólo queda que investigues un poco entre los modelos que te presentamos y que encuentres la que más se adapta a tus necesidades.

x