¿Estilo nórdico? ¡5 claves para recrearlo en casa!

Publicado el 03/27/18 27 2018

El estilo nórdico o escandinavo se caracteriza por crear magníficos ambientes sin necesidad de excesos, la simpleza, funcionalidad y estética son algunas de sus características principales. Este estilo es ideal para los amantes de la decoración sencilla a través del uso de materiales naturales como la madera y la combinación de texturas y colores claros.

Lo que empezó como una idea para convertir las largas temporadas de invierno en momentos más acogedores se ha convertido en una de las tendencias que ha teñido de blanco cada uno de los espacios de nuestra casa. El estilo nórdico sigue formando parte de las tendencias decorativas pese a que ya han pasado alrededor de 10 años desde su creación. ¿Cuál es el secreto de su éxito? Descúbrelo en este artículo y además aprende 5 claves para lograrlo.

Orígenes del estilo nórdico…

El estilo nórdico se originó en los países del Norte de Europa como Noruega, Suecia, Finlandia y Dinamarca, a principios del siglo XX, y se ha popularizado a nivel mundial con el paso de los años. La idea de su creación fue combatir la falta de luz natural en los hogares y crear ambientes acogedores durante los largos inviernos escandinavos.

Los muebles de este estilo  no solo son estéticos, sino que, se caracterizan por su funcionalidad. La idea de este tipo de decoración es no llenar el espacio con piezas sin uso. Si el color blanco es uno de tus preferidos y además eres amante de las líneas rectas este estilo será perfecto para ti…

¡Muebles con la medida perfecta!

Los muebles de estilo nórdico se caracterizan por ser bajos, sencillos y con líneas rectas. No necesitas recurrir a excesos para recrear este estilo en casa. Por lo general, en este tipo de decoración el color blanco se apodera de los muebles aunque los colores oscuros también están permitidos. Recuerda que la elegancia es aliada de la sencillez.

¡Blanco: el color estrella para tus espacios!

La decoración nórdica es popular por el uso del blanco en cada rincón. No solo en los muebles, sino también, en las paredes y el piso suelen ser pintadas con este color. El blanco al ser un tono neutro es fácil de combinar, por lo que, no tendrás problema para recrear espacios fantásticos con la cantidad de color perfecta.

Los colores predilectos para acompañar este tipo de decoración son el beige y el gris. Para quienes desean añadir un toque de color oscuro a sus espacios también pueden decidirse por el marrón. Puedes utilizar este tono en las paredes de tu comedor y acompañarlo con una mesa extensible de madera color haya con blanco para crear una decoración inspiradora y sobre todo, práctica.

Otra pieza que puedes colocar en al área del comedor es un aparador del mismo estilo, que te permita tener todo lo necesario a la mano. Puedes colocar sobre tu aparador accesorios de color blanco y marrón para mantener armonía de color en el ambiente.

¡Estilo nórdico en tu sala!

Aunque los muebles en estilo escandinavo son por lo general blancos, también pueden usarse de color oscuro. Por ejemplo, podemos optar  por muebles de sala tapizados en color marrón combinados con patas de madera color haya.  Al usar esta combinación, el color oscuro resaltará más.

La idea de este estilo es aumentar la luz en el salón, por lo que, deberás optar por una mesa de centro de madera natural con un toque de blanco para agregar más luminosidad en tu espacio y además colocar los accesorios que puedas necesitar. También puedes vestir el piso de tu sala con una alfombra para complementar la decoración.

La madera es el material más popular en este estilo, así que puedes utilizarla en paredes y  marcos de puertas. Y si además tienes ventanales en tu salón será la combinación ideal para aprovechar la luz y crear una atmósfera más iluminada.

Luz y más luz…

Al contrario de lo que evoca su nombre, la decoración nórdica es cálida, llena de personalidad y de mucha luz. Es perfecta para cada rincón de tu hogar sin importar el área en la que nos encontremos. ¿A quién no le agrada una habitación llena de luz y que además luzca muy ordenada? La respuesta es simple: a todos. Y con este estilo no será una tarea difícil.

Opta por un dormitorio de madera natural y compleméntalo con mesas de noche color haya con blanco para crear una habitación  más iluminada e inspiradora.  Para mantener todo en orden elige una cómoda de madera diseñada con varios compartimentos  y realza la funcionalidad de cada pieza que decidas incluir.

Para permitir que la luz ingrese con mayor facilidad a la habitación opta por cortinas blancas y despídete de esas cortinas oscuras que le restan puntos a tu decoración.

Estilo nórdico y minimalista: la combinación perfecta

El estilo escandinavo o nórdico es en sí, bastante minimalista, puesto que, la sencillez y la funcionalidad son dos de sus cualidades principales. No necesitas tener una gran cantidad de muebles, pero si una función para cada uno. Opta por muebles bajos y de líneas rectas para tu dormitorio, sala o cocina que además de aportar un toque natural y decorativo a tu ambiente sean bastante útiles.

Ahora que conoces acerca de la decoración de estilo nórdico será más sencillo utilizarla y recrear un ambiente en casa que inspire a tu familia e invitados sin recurrir a excesos.

La entrada ¿Estilo nórdico? ¡5 claves para recrearlo en casa! se publicó primero en Tips e ideas Colineal.

x