¡Compra en línea! 

Conoce el maridaje perfecto para cada tipo de vino y comida

Publicado el 12/11/18 49 2018

El maridaje de vinos es posiblemente uno de los puntos que mayor controversia crea en torno al mundo de la enología. El creciente acceso a millones de recetas y vinos nos hace la vida más compleja y mucho más entretenida.

Para tus preparaciones, elegir uno u otro vino dependerá del tipo de alimentos que vayas a cocinar, la forma en la que lo hagas y del gusto de tus comensales. En esta pequeña guía ustedes podrán resolver sus dudas y un misterio que sobrevuela esta actividad: ¿el maridaje es más ciencia o arte?

1. Quesos

El mundo de los quesos es casi tan amplio como el de los vinos, pero en términos generales, puede asignarse a los quesos tiernos y grasos los vinos blancos con cuerpo o bien secos ligeros, e incluso algo dulce que sea suave, ya que aportará un agradable contraste.

Para los quesos, potentes de aroma y sabor, lo mejor es escoger tintos de tono ligero pero afrutado, o bien tintos medios, es decir variedades potentes, pero sin barrica. Los quesos curados y muy curados aceptan, en cambio, los tintos potentes y maduros, reposados en barrica.

2. Pescados grasos

Pescados como el atún, el salmón o la trucha, maridan muy bien con vinos blancos mediterráneos, o bien con vinos tintos ligeros, pero que no tengan un cuerpo excesivo.

3. Mariscos

El marisco posee gran variedad de sabores y tiene puntos tanto fuertes como suaves. Los vinos blancos encajan a la perfección con el marisco, incluso los dulces y florales como el alvariño. Desde blancos secos y ácidos a otros untuosos y pasados por barrica. Si te gustan los rosados, también son una buena opción el marisco.

4. Carnes rojas

Aquí entramos en el terreno de los tintos de variedades de uvas poderosas con sabor muy potente pero con buen equilibro en general.  Desde los vinos crianza hasta los gran reserva, todos, se fusionan perfectamente con una buena carne roja.

5. Carnes blancas

El pollo o pavo asado o a la plancha maridan bien con vinos blancos secos o ácidos. En el caso de guisos con salsas nos decantamos por los blancos ligeros o medios, jóvenes, pero de variedades potentes, como son la mayoría de las referencias españolas.

Aunque existan normas que se dan por supuestas, no existe el vino perfecto para cada comida pues el maridaje es una cuestión de gustos. Esperamos que esta guía sea de mucha ayuda en tu decisión final, ahora solo nos queda por decirte, ¡buen provecho!

 

 

x