Lámparas de techo: una fusión de iluminación y estilo

Publicado el 05/07/19 27 2019

Las lámparas son esenciales en el interior de un hogar y que a través de ellas pueden iluminar todas las habitaciones y ambientes de la casa, pero si existe algo que no tenemos dudas, es que no sólo cumplen con una función práctica y funcional; las lámparas de la capacidad de transformar y enamorar, y nos brindan un apoyo sustancial en la decoración de nuestros espacios.

Existen varios tipos de lámparas, pero las de techo son las más populares por su práctica e impacto visual, ya que podemos colocarlas de distintas maneras y lograr puntos focales en la actualidad y si se trata de un buen diseño, tienen el potencial para convertirse en Las protagonistas absolutas de cualquier ambiente.

Las lámparas de techo son una solución en iluminación innovadora, bella y funcional, acompaña y descubre las pautas para colocarlas en tus espacios y lograr una decoración de ensueño.

Puntos a tener en cuenta:

Lo primero a tener en cuenta es qué tipo de iluminación es la adecuada para cada estancia. Por ejemplo, si la zona no dispone de luz natural, necesitaremos un foco más potente, como ocurre en el baño. Por el contrario, en un dormitorio es aconsejable utilizar una luz suave que incite al descanso.

En segundo lugar, es fundamental que la lámpara encaje con el estilo decorativo que el resto de la habitación. Las lámparas de araña, por ejemplo, son perfectas para la decoración rústica y vintage, mientras que los farolillos dan un toque juvenil a cualquier estancia.

Para que las lámparas del techo resulten funcionales y estéticas, se debe tener en cuenta su tamaño y la altura a la que deberá instalarse; Las lámparas colgantes de gran tamaño, son ideales para ambientes como la entrada de la casa o el pasillo, mientras que las lámparas son muy atractivas en zonas de trabajo como por ejemplo la cocina. Existe una norma para obtener la máxima precisión que debe tener la lámpara: suma el ancho y el largo del cuarto, multiplícalo por 3, y el resultado obtenido por 2,5.

Una luz para cada espacio ...

  • En el comedor

La iluminación del comedor debe ser funcional, práctica y acogedora, de esta manera se puede visualizar con mayor claridad la mesa, la vajilla, la cristalería y la comida.

Para una mesa redonda, varias lámparas y cuñas en distintas alturas. Puedes escoger las formas iguales o diferentes. Conseguirás un efecto dinámico y entretenido al instante. Para ver un poco más serio y formal, coloca las lámparas en fila (alineadas).

En una mesa ovalada o alargada, asegúrate de instalar un número impar (tres o cinco) para que la sensación sea más natural. En mesas rectangulares y cuadradas puedes apostar por la pareja. 

La altura

La distancia ideal entre la superficie de la mesa y tu lámpara es de 80 centímetros, colocando a esta distancia.

Hay algunas excepciones. Por ejemplo, si tu mesa es grande, la distancia podría ser mayor, mientras que en una mesa pequeña, resulta más conveniente bajarla para la luz del mar.

  • En la sala

Decorar una sala es iluminar tu vida con momentos divertidos para pasar con tus amigos y familiares. Una lámpara puede lograr que tu sala se transforme en un lugar más privado, alegre, con una personalidad propia e incluso, si lo necesitas en el espacio se hace más grande.

Las lámparas de techo son perfectas para los espacios reducidos, o una iluminación de 360 ​​° sobre los muebles, dando una iluminación amplia al espacio. Si tu sala es pequeña y tú necesitas tu espacio. Además de no utilizar un espacio en el piso para colocarla, lo que te permite mayor movilidad en la estancia.  

La altura

Hay un truco que te ayuda a elegir el diámetro correcto de tu lámpara, una fórmula matemática: suma el ancho y el largo de la sala, multiplicando por 3 y el resultado multiplicando por 2,5. Por ejemplo, si tu espacio mide 5 metros de largo y 4 metros de ancho, la matemática sería: 5 + 4 = 9/9 * 3 = 27/27 * 2.5 = 67,5. Es decir, tu lámpara podría tener un diámetro de unos 67-68, aunque el cielo es muy alto puede ser más grande.

  • En el dormitorio

En la mayoría de las ocasiones, iluminamos nuestro dormitorio como un lugar donde solo vamos a dormir, ¡cuando en realidad es una estancia en la que hacemos muchas cosas más! Además de descansar, nos preparamos cada mañana, estamos en pareja, nos relajamos, leemos… ¡está claro que no todo se puede hacer con una misma iluminación!

Las lámparas colgantes tienen un atractivo muy especial que luce acogedor y fascinante en el interior de una cámara cuando se colocan encima de las mesitas de la noche a los costos de su cama. También puedes colocarlas sobre tu cama y la forma de iluminación general de tu cuarto, pero también situarlas sobre una cabeza de 15 cm. Es aconsejable utilizar las lámparas colgantes pequeñas, así como las dimensiones del espacio, los niños, los niños, los niños y las niñas.

¿En qué materiales elegir las lámparas colgantes?

Existen varios materiales que se pueden elegir, y cada uno de ellos sirve para diferentes fines. Por ejemplo el vidrio es un excelente difusor; La tela es ideal para los espacios donde no salpica grasa, como el comedor o la sala; El metal y el plástico ayudan a reflejar mejor la luz. Dependiendo del espacio donde se colocará el material.

Elegir correctamente una lámpara no es complicado; simplemente hay que atender a los detalles de su estética, la altura ideal y el diámetro adecuado ... Llegó el momento para seguir estos consejos y dejar que tu casa brille.

x