¿Cómo elegir un sillón relax?

Publicado el 02/12/20 47 2020

Un sillón relax es la solución ideal para relajarte después de un largo día; para leer, meditar, descansar o simplemente crear un espacio personal. En la actualidad existe una gran variedad de sillones relax con distintas funciones y atributos que se adaptan a las necesidades del cliente. A continuación te damos algunos consejos útiles para escoger el modelo más adecuado y acorde a tus gustos. 

¿Mecanismo manual o eléctrico?

Los sillones relax se pueden conseguir con un mecanismo automático o manual.

Manual: Este tipo de relax tiene la particularidad de abrirse gracias a un sistema mecánico que es activado a través de una palanca que permite que el respaldo se incline hacia atrás y se eleve la parte de los pies hasta quedar en la posición que el ocupante está buscando. Para regresar a su posición inicial (cierre), el usuario debe presionar hacia atrás el reposapiés  con su propio peso. 


 

 

Eléctrico: Como su nombre indica, se trata de un tipo de relax que se abre y se cierra gracias a mecanismos eléctricos. En este caso, el usuario no ejerce ningún tipo de presión. Algunos modelos disponen de un mando a distancia, mientras que otros cuentan con panel de control en el lateral (justo a la altura de la mano). Se pueden ajustar según el momento. Es decir, que tanto el reposapiés como el respaldo se colocan a la altura de preferencia.

 

 

Además de los mecanismos, existen algunas funciones que hacen de los sillones relax elementos únicos a la hora de relajarse.

Función elevable: Este tipo de mueble recibe este nombre debido a que tiene incorporado un sistema denominado Power Lift, el cual es controlado mediante un mando a distancia y que permite que la persona pueda regresar a su estado natural de manera más sencilla, es decir, que la persona que vaya a usarlo pueda subir y bajar de él fácilmente, descendiendo gradualmente al presionar el botón determinado. Tiene distintas posiciones que se manipulan de acuerdo a  la postura que desee la persona. El relax elevador es usado en la mayoría de las veces para personas que poseen dificultad para moverse o personas de la tercera edad. 

 

 

Masajeador: Un sillón relax que posee la función de masajes ofrece una variedad de movimientos que permiten la relajación total de la persona a través de un motor incorporado con sensores que vibran ejerciendo un masaje sobre el cuerpo. Las bondades de un relax con masajeador van mucho más allá del confort. Son piezas completas con múltiples beneficios para salud, pues, a través de sus masajes, mejoran el sueño, reducen el estrés, relajan los músculos y mejoran la circulación.

 

 

Reposapiés: La función básica que incluyen los sillones relax y sirve para que el usuario pueda sentarse con las piernas estiradas.  Está práctica función está colocada en el frente, justo debajo del asiento.

 

 

Respaldo: Se inclina hacia atrás y la persona es quien decide la posición que desea darle al espaldar. Se pueden adoptar distintas posturas que van desde la clásica posición vertical hasta tumbarse en su totalidad (horizontalmente).

 

Cabezal versátil: Para relajarte de pies a cabeza puedes elegir un sillón relax con el cabezal versátil que ofrece la opción de ser regulable en inclinación. Así podrás personalizar aún más tu descanso para que el sillón se adapte a ti por completo mientras favoreces el apoyo óptimo de las cervicales.

 

 

Sistema de balanceo: en este tipo de sillón con balancín experimentarás una sensación de “mecedora” que a algunos les recordará a su infancia. Una característica que marca la diferencia ya que es absolutamente relajante, ¡una vez que la pruebes no podrás parar de usarla!

Ahora que conoces los mecanismos, características, funciones y beneficios de los asientos relax será mucho más fácil decidirte por uno, no esperes más y brinda a tu cuerpo el descanso que necesita.

x