¿Cómo hacer un sofá cama más cómodo?

Muchas personas le ofrecen el sofá cama a sus visitas para pasar la noche, otras usan uno para tomar una siesta, y algunos solo buscan comprar un sofá cama pero temen que no sea tan cómodo como esperan. 

Sea cual fuere la situación, la solución es mucho más sencilla de lo que pensabas. Por eso, a continuación te daremos unos consejos para hacer un sofá cama más cómodo. 

1. Usa un topper para sofá

La forma más sencilla de aumentar la comodidad de tu sofá cama es añadiéndole un topper. Al colocar un topper, le añadirás una capa adicional a tu sofá cama, haciéndolo más grueso y cómodo. Además, tu sofá cama estará mejor protegido de rasguños, sudor y manchas, lo cual lo hará más duradero.

Estos toppers pueden estar hechos de espuma, microfibra, algodón o espuma de memoria con infusión de gel. Puedes escoger entre estas opciones, siempre teniendo en cuenta que el topper tenga un grosor de al menos 5 centímetros. 

No te olvides de colocar el topper sobre el sofá cama y bajo la misma sábana, así no se deslizará en medio de la noche.

2. Llena los vacíos con almohadas

El tipo de almohada que utilices influirá en la calidad de tu sueño. Los cojines de sofá no fueron hechos para soportar la cabeza al dormir, por lo que querrás evitar su uso. En su lugar, puedes usar almohadas que aumentarán la comodidad de tu sofá cama.

almohadas

La suavidad de las almohadas de plumas te garantizarán un buen descanso. Además, son transpirables y fáciles de lavar.

Si eres de esas personas que sufren de alergias o dolores musculares, las almohadas de espumas viscoelásticas son tu mejor opción. Estas almohadas son hipoalergénicas y te ayudarán a alinear la columna vertebral. 

3. Usa un edredón

Si no puedes conseguir toppers, usar un edredón o cubrecama puede ser otra opción para incrementar la comodidad de tu sofá cama. Esta vez, sin embargo, puedes colocar el edredón sobre el sofá cama y dormir sobre él.

La mayoría de los edredones son lo suficientemente gruesos para darle un apoyo extra a tu espalda, lo cual compensaría un colchón de sofá más delgado.

Los edredones son perfectos para invierno. Si duermes sobre ellos y además te cubres con una manta, tendrás una noche cálida de sueño asegurado.

Te puede interesar: ¿Cómo elegir el mejor sofá cama para conseguir un sueño perfecto?

4. Usa una buena manta

No todas las mantas son igual de cómodas. Por ejemplo, una manta polar o térmica sería perfecta para las noches de invierno, pero terrible para el verano. Durante los días calurosos puedes utilizar mantas ligeras y refrescantes, como las mantas de algodón, que mejoran la circulación del aire y te mantienen fresco mientras duermes.

Si dormir es terapéutico para ti, puedes conseguir una manta con peso. Estas te ayudarán a relajar la mente y el cuerpo.

5. Mantenlo limpio

Mantener tu sofá cama limpio es esencial para la comodidad. Si desprende un olor desagradable, tiene migas y restos de comida o manchas, definitivamente te molestará a la hora de dormir. 

Limpiar un sofá cama es sencillo. Despliega tu sofá cama y limpia con la ayuda de una aspiradora y un quitamanchas. Cambia las sábanas y deja que el colchón del sofá tome un respiro. También puedes usar un spray desinfectante y refrescante para darle un aroma agradable. 

Te puede interesar: Aprende cómo limpiar un colchón

6. Compra un colchón nuevo

Si el colchón de tu sofá cama es muy antiguo, está desgastado o simplemente ya no es tan cómodo como antes, intenta comprar uno nuevo. 

Los colchones híbrido, de bobina de bolsillo y espuma de memoria son los mejores que podrás encontrar para un sofá cama. Con un espesor de alrededor de 12 centímetros —o 20 centímetros en el caso de los colchones queen—, asegurarás la comodidad y duración de tu sofá cama.

Te puede interesar: 8 beneficios de los sofá cama

7. Usa aceites esenciales

aceites esenciales

La aromaterapia es una buena forma de darle un aspecto acogedor a tu sofá cama. Utiliza esencias que alivien el estrés y faciliten conciliar el sueño. Por ejemplo, la lavanda y el jazmín, que son muy conocidos por su efecto relajante. 

Esencias como el limón, las rosas, la vainilla o el sándalo también le darán un olor agradable a tu sofá cama y a tu sala.

8. ¡Repáralo!

Tal vez lo único que necesita tu sofá cama es una buena reparación. 

Si escuchas chirridos al moverte en el sofá, ves que está oxidado o simplemente está roto, es momento de llevarlo a un servicio de reparación. Sin embargo, si ves que estos problemas persisten o no tienen solución, necesitarás un sofá cama nuevo.

¡Ahora ya sabes cómo hacer un sofá cama más cómodo! Esperamos que este artículo te haya ayudado. Sigue estos simples consejos y tendrás un sueño perfecto, cómodo y sin preocupaciones.

¿Estás buscando el sofá cama perfecto para tu sala? En Colineal te ofrecemos una gran variedad de artículos para el hogar. Visita nuestra web y conoce nuestros productos.

Sofá camaTips

Productos Destacados

Sofa Cama Vento #Color_Old Lace "5439"Sofa Cama Vento #Color_Old Lace "5439"
Sofa Cama Vento
+2
+1
Precio de venta$436.63 Precio habitual$623.75
Reseñas
Disponibles, 17 unidades