7 consejos básicos para reinventar la decoración de tus espacios

Publicado el 02/05/19 38 2019

Decorar tu hogar se convierte en un beneficio personal por el simple hecho de llegar a un lugar perfectamente decorado, pero también puede resultar en un proyecto muy apasionante que te llene de satisfacción una vez que lo hayas terminado. Entonces, déjate guiar por la intuición y sigue estos consejos básicos para reinventar la decoración tu hogar sin fallar en el intento…

Opta por colores neutros

Apuesta por paredes y sofás de tonos claros y deja para los cojines, los cuadros, las alfombras y los accesorios en general el toque de color más atrevido para que destaquen y den personalidad a tus ambientes. Además, son los más fáciles de renovar según las tendencias o gustos personales.  *En caso de duda, opta siempre por el blanco. El blanco ilumina, amplia, crea sensación de limpieza, de orden y además combina con todo.

 

 

La simetría, un aliado del orden

Y también del espacio. Y es que, un hogar con una distribución simétrica del mobiliario, siempre se verá visualmente más ordenado y amplio que uno en desorden.

 

 

Ilumina bien

Potencia la luz natural en las habitaciones de la casa donde vayas a pasar más horas. Aunque no tengas un ventanal de suelo a techo existen trucos para lograr que un ambiente parezca más luminoso por ejemplo pintar el techo y al menos tres paredes en tonos claros y en el caso de los pisos oscuros buscar alfombras claras que lo iluminen. Combina siempre dos tipos de luz artificial: una que lo ilumine todo, como si fuera de día, y otra difuminada y más cálida para cuando quieras desconectar.

 

 

Alfombras mágicas

No solo decoran por sí solas y hacen más acogedor un espacio, sino que son excelentes delimitadores de espacio.

 

 

Sencillez: un as bajo la manga

Opta por sofás con tapicería lisa, pues, a diferencia de aquellos que llevan estampados, al momento de elegir los cojines podrás hacerlo sin temor que los motivos no encajen entre sí. Un sofá con tapicería en tonos claros ofrece más posibilidades que una de color llamativo (rosa, rojo, verde), ya que podrás añadir a tu salón una butaca o una alfombra en un tono intenso sin preguntarte: ¿combinará? El color menos problemático para el sofá, sin duda, es el blanco, seguido del gris claro.

 

 

Atrévete a descartar

Si posees un sofá o un mueble que ya no puedes soportar más lo mejor es deshacerte de el. No tiene sentido gastar dinero en mejorar el aspecto de tu casa, si tienes que trabajar en torno a algo que no te gusta. Renueva y empieza desde cero.

 

 

La regla de los impares

Y, finalmente, uno de los secretos que siempre funciona. Cuando debas elegir qué accesorios decorativos colocar, siempre quedarán mejor 3 objetos grandes que se entiendan entre sí en lugar de muchas piezas pequeñas. Así, evitarás un resultado confuso y desordenado. Unos libros de fotografía o de arte que te guste ojear, un ramo natural o bandejas donde agrupar los diferentes objetos son un acierto ideal. 

 

 

Pues bien, el momento decisivo ha llegado… ¡Manos a la obra!

x