Roberto Maldonado: “el equilibrio es el secreto del éxito”

Publicado el 09/06/19 20 2019

Fuente: El Tiempo

 

“Mis padres quisieron que sea docente y para mi buena suerte no aprobé en el colegio donde se formaban los profesores; es así que mi padre me dijo que ‘siquiera para que te haga contador’. Es así que entré al colegio Antonio Ávila nocturno”, recordó.

Su pasión por los números y el manejo de las empresas lo llevaron, desde los 17 años, a vincularse a instituciones donde concoció sobre la gestión empresarial. Su primer empleo fue en la compañía de muebles Artepráctico.

“No me gustaba la carpintería, porque vi en mi padre que no era una actividad en la cual se podía progresar en aquella época. Sin embargo, en Artepráctico me convertí en experto en la administración”, reseñó Maldonado, a lo que fue su primer contacto con una compañía de muebles. 

Decisiones

Con el paso de los años, este empresario cuencano a la edad de 25 años, se casó y mantenía un trabajo ‘aceptable’ en Indurama.

Sin embargo, recordó que a los pocos días de haberse casado, su jefe le llamó a una reunión para señalarle que no podía subirle el sueldo. “Este día es clave en lo que sería mi futuro como empresario. Le presenté mi renuncia y a los dos días, en conjunto con unos amigos, abrimos una oficina de asesoría contable. Por primera vez era mi propio jefe”, relató Maldonado.

Dentro de esta actividad, al poco tiempo llegaría la segunda decisión clave de este empresario. “Mi padre llegó a pedirme que le preste dinero para pagar a sus oficiales, él continuaba con su actividad de carpintero. Esto me llevó a pensar en la forma de como solventar sus problemas”, explicó.

De esta necesidad, Maldonado ideó la creación de una tienda donde se comercialicen directamente los muebles que se construían en el taller de su padre y junto a su socio emprendieron este proyecto. “Hay que reconocer que los dos proyectos, la oficina de asesoría y la tienda, no fueron analizados, pero considero que fueron decisiones muy importantes, tomadas en el momento justo”, puntualizó.

Es así que en 1976 nace la primera tienda de Colineal, en un pequeño espacio en la calle Bolívar y Tarqui. Este es el inicio de una de las industrias madereras de Cuenca, que es reconocida a nivel local, nacional e internacional.

“Los 20 primeros años de trayectoria de la empresa nos dedicamos a a encontrar la verdadera técnica de producir mejor a un costo más barato. Luego de esto todo fluyó, al tener una visión más clara”, comentó Maldonado. 

Vida

Sin embargo, más allá del empresario se encuentra la verdadera clave del éxito de esta marca. Maldonado recalcó que su filosofía de vida se basa en mantener el equilibrio en tres pilares fundamentales: familia, trabajo y esparcimiento.

“He tomado varias decisiones que no fueron las mejores. Por ejemplo, cuando nos radicamos en Estados Unidos invertimos en un par de negocios, los cuales fracasaron. Otro punto crítico fue en el año 2000, entramos en crisis y estuvimos cerca de cerrar todo”, recordó.

Sin embargo, Maldonado atribuyó a su forma “equilibrada de hacer las cosas” que les permitió visualizar el futuro de la empresa. “De la experiencia en Estados Unidos rescatamos el concepto de tiendas grandes de exhibición y a nuestro regreso al Ecuador abrimos la primera tienda de 4.000 metros y esto sin duda nos catapultó”, recordó.

A esta decisión se suma la constante compañía familiar con la que ha contado el empresario y el saber “vivir de forma simple, sin lujos”. “A la fecha sigo viviendo en la casa que logré construirla a través del Seguro Social cuando aún era empleado. Disfruto de las cosas sencillas que la vida me ha dado y de esos momentos que llenan la memoria de recuerdos”, comentó Maldonado.

Una de sus pasiones es el tenis. “Me gustaba ver mucho este deporte y lo mejor que pude hacer es tomar clases. En este contexto conocí a gente muy buena que ahora son grandes amigos”, remembró el empresario. 

Negocios

“La empresa es familiar, pero es manejada por un grupo de profesionales externos expertos en sus áreas de conocimiento”, esta es la filosofía dentro de Colineal.

“Mis hijos se están preparando para tomar la posta, pero hay que dejar claro que el negocio debe ser manejado y dirigido por personas expertas y profesionales”, señaló el empresario. 
Actualmente, Colineal ha logrado generar más de 1.000 plazas de empleo directo y está presente en Panamá, Perú, Colombia y en todo el  Ecuador, con grandes tiendas de exhibición y venta. (CLP)

 

Tomado de: https://www.eltiempo.com.ec/noticias/empresarial/11/419769

x